¿Qué es la rótula bipartita?

Como hemos comentado en innumerables ocasiones en cintarotuliana.com, las lesiones en la rótula son unos de los problemas más comunes que suelen aparecer en las rodillas, especialmente en las de los deportistas.

La rótula como ya sabéis hace referencia al hueso que se sitúa en la zona anterior de la rodilla y que actúa como enlace entre la tibia y el fémur, permitiendo la articulación de estos. Es muy sensible, y puede sufrir problemas con una gran facilidad si no se toman las medidas necesarias.Rótula bipartita

Está compuesta por diferentes sectores; una base, dos bordes laterales, un vértices, una cara posterior y otra interior. La estructura ósea de la rótula sirve también para conseguir aumentar la eficiencia de los cuádriceps.

Son varios los diferentes tipos de lesión que puedes sufrir en la rótula, aunque en este post nos vamos a centrar en la rótula bipartita, que sin duda es uno de los problemas más comunes, aunque realmente no es una lesión como tal.

¿En qué consiste la rótula bipartita?

La rótula bipartita, o como también se le conoce en el mundo de la medicina, la rótula partita, ya que puede ser que se haya dividido en más de dos partes, un tipo de anomalía de carácter congénito que aparece en la rótula y que comúnmente se suele apreciar alrededor de los doce años de edad.

Dicha anomalía se caracteriza porque existen diferentes puntos suplementarios de osificación que han quedado totalmente aislados del resto de la rodilla, pudiendo mantenerse esta situación hasta en la edad adulta, sino se lleva a cabo un tratamiento de rótula bipartita efectivo.

En el peor de los casos, sino se pone solución podría acabar produciendo una fractura, lo que supondría un problema mucho más complicado.

Síntomas de la rótula bipartita

El principal problema es que se trata de una anomalía ansitomática, lo que significa que no existen síntomas de rótula bipartita, por lo que es muy complicado identificarla a tiempo. La única manera de detectar la rótula partita o bipartita es a través de una radiografía, que en muchos casos puede llegar demasiado tarde.

Tampoco existe un tratamiento como tal para la rótula bipartita, más allá de la intervención quirúrgica, a la que se recurre en los casos más extremos. Los traumatólogos recomiendan en caso de que se sufran fuertes dolores, que se trate la zona con mucho hielo y con un reposo total hasta que se calme un poco el dolor.

En caso de no sentir alivio tras el paso de unos días, tendrías que acudir a tu traumatólogo para buscar otra alternativa.

Tipos de rótula bipartita

Existen tres diferentes tipos de rótula bipartita, aunque sin duda hay uno que destaca por encima del resto, ya que es la más frecuente según afirman los profesionales especializados.

La bipartita de tipo A es la menos común de las tres, ya que tan solo representa el cinco por ciento de los casos en los que se sufre dicha anomalía, situándose en el polo distal de la rodilla.

La de tipo B se podría decir que es la más importante de las tres, ya que es la que afecta a una mayor dimensión de la rodilla, ocupando prácticamente todo el tercio lateral de la rótula. Aparece en un 20% de los casos aproximadamente.

Y por último está la de tipo C, que sin duda es la más común con diferencia, ya que es la que se da en el 75% de los casos, afectando al polo supero-externo de la rótula.

 

 

 

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *