¿Cómo actuar ante una rótula desplazada?

Tener la rótula desplazada es uno de los problemas de rodilla más frecuentes a los que deben enfrentarse los traumatólogos en el día a día.

Es una lesión de rodilla muy común sobre todo en aquellas personas que suelen practicar ejercicio frecuentemente o que realizan una actividad diaria muy intensa.

De hecho, es posible que si sufres dolores o molestias en la rodilla sean causados por un desplazamiento de rótula.

El desplazamiento de rótula se produce a causa de que el hueso que se encarga de proteger y cubrir la rodilla se ha desplazado ligeramente quedando fuera de su lugar.

Normalmente, este desplazamiento suele producirse hacia la parte externa de la rodilla, aunque también hay casos en los que el desplazamiento se produce hacia el interior.

Al tener la rótula desplazada es habitual sufrir molestias en la rodilla al realizar actividades cotidianas como caminar, correr, estar mucho tiempo de pie o subir o bajar escaleras. De modo que si sufres algunas de estas molestias, lo más recomendable es que acudas a tu médico para que te haga una exploración a fondo para ponerle remedio cuanto antes.

¿Por qué se produce el desplazamiento de rótula?

Sufrir problemas en la rótula es algo muy habitual especialmente en las mujeres, así como en personas que suelen practicar ejercicio físico a diario. El principal motivo por el que aparecen estos problemas y por el que la rótula puede sufrir un desplazamiento es por un cambio brusco en la dirección de la pierna al entrar en contacto con el suelo. Esto hace que la rodilla entre en tensión y que pueda acabar desplazándose de su sitio.Rótula desplazada

También puede aparecer directamente por una lesión de rodilla completa, ya que al dislocarse una rodilla o sufrir un fuerte traumatismo, es habitual que la rótula se desplace ligeramente hacia uno de los dos lados.

Síntomas más comunes

Son varios los síntomas que suelen aparecer y que te pueden ayudar a identificar una rótula desplazada. Presta atención y toma nota.

  • La rodilla muestra un aspecto deforme fuera de lo habitual.
  • Al flexionar la rodilla notas fuertes molestias al tratar de enderezarla de nuevo.
  • Sufres constantes dolores y una mayor sensibilidad en la rodilla.
  • La rodilla está más hinchada de lo normal.

En caso de sufrir dolores o molestias de este tipo, no dude en acudir a su médico o especialista ya que casi con total seguridad tendrá problemas en la rótula. La única forma de comprobar que una rótula ha sido desplazada es a través de una radiografía completa de la rodilla, teniendo en algunos casos que recurrir a una resonancia magnética.

Rótula inclinada

Se dice que la rótula está inclinada cuando ésta ha quedado descentrada, saliéndose fuera de su lugar. En estos casos, suele aparecer un fuerte dolor que puede producir diferentes molestias y limitaciones en la vida diaria y sobre todo, a la hora de llevar a cabo actividades deportivas.

En el caso de no tratarse a tiempo, la rótula inclinada puede llegar a provocar una luxación parcial crónica y en el peor de los casos, una luxación rotuliana total.

Si todavía te queda alguna duda más acerca de los desplazamientos de rótula, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Desde Cintarotuliana.com estaremos encantados de ayudarte.

También te recomendamos:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *